Otros medios sociales

Youtube

Compartiendo conocimientos con pescadores del Beni, Bolivia

Una experiencia de capacitación, puesta en valor e intercambio entre culturas del Paraná, Argentina, y del río Iténez en la cuenca del Amazonas en Bolivia. Fue posible gracias a la colaboración entre las ONGs Faunagua con oficinas en Cochabamba, Bolivia y PROTEGER con sede en Santa Fe, Argentina. La siguiente nota incluye una entrevista a Vicente Cuevas, de la Cooperativa Irupé, de Puerto Reconquista, quien durante dos meses capacitó en gastronomía de pescado de río a comunidades de pescadores e indígenas del Iténez, región del Beni. Previamente se había trabajado sobre los temas de higiene, calidad y buenas prácticas.

En abril de 2011 la ONG de Bolivia FAUNAGUA inició el proyecto “Seguridad alimentaria, pesca y piscicultura en la Amazonía boliviana”, en convenio con Agua Sustentable (Bolivia) y World Fisheries Trust (Canadá), y financiado por IDRC-CIFSRF (Canadá). El objetivo central del proyecto, de tres años, es establecer las bases técnicas para que el sector pesquero contribuya de manera más eficaz a la seguridad alimentaria en la Amazonía boliviana.

El enfoque del proyecto de Faunagua es la optimización socio-económica de las cadenas de valor de pescado sobre la base de evaluaciones participativas de los cuellos de botella y la introducción de innovaciones para resolverlos. Se contemplan dos áreas piloto: las pesquerías de paiche (Arapaima gigas) y de especies pequeñas en las lagunas del norte amazónico boliviano, y la cría en estanques de pacú (Colossoma macropomum) en la cuenca del río Mamoré, afluente del Madeira.

Por su parte la Fundación PROTEGER, con base en Santa Fe, Argentina, trabaja con comunidades ribereñas, rurales y de pescadores artesanales en el nordeste del país, especialmente en territorios de la Cuenca del Plata y el Gran Chaco. Promueven con estas comunidades la conservación de la biodiversidad, el manejo sostenible de recursos naturales y su puesta en valor. Su propuesta de desarrollo local integral con equidad se centra en el apoyo a cooperativas y proyectos productivos sustentables. PROTEGER promueve la capacitación, el equipamiento y el trabajo conjunto entre emprendimientos sociales y gobiernos locales con organismos ambientales y de desarrollo social a nivel provincial, nacional e internacional.

Ejemplo de cooperación

A inicios de 2009 FAUNAGUA y PROTEGER firmaron un convenio de colaboración y a partir de allí comenzaron a desarrollar actividades conjuntas de intercambio y cooperación. Tal el caso de los cursos de capacitación sobre artesanías en cuero de pescado de río dictados por el experto indígena boliviano del Beni, Lincon Zapata, quien entrenó a los miembros de la Cooperativa Irupé, de Puerto Reconquista, Santa Fe, emprendimiento que apoya Proteger.

En este contexto de cooperación el ingeniero en alimentos Nelson Peteán dictó a inicios de 2012 el curso de capacitación sobre buenas prácticas de manipulación de pescado, dirigido a pescadores urbanos y comercializadores de pescado. El especialista elaboró un “Diagnóstico de la manipulación de pescado en los eslabones de la cadena de valor de pescado de Riberalta”, el cual contempla levantamiento de datos, sistematización de observaciones, recomendaciones y redacción de “Una propuesta de proceso de implementación de mejoras a la manipulación de pescado y uso de hielo en Riberalta y sus alrededores”.

Posteriormente y gracias a la coordinación de esfuerzos entre Faunagua y Proteger, el experto en gastronomía de pescado Vicente Cuevas, oriundo de la comunidad pesquera de Puerto Reconquista y miembro de la Cooperativa Irupé –quien acaba de terminar la carrera de “chef–”, estuvo recientemente dos meses en el área del proyecto de seguridad alimentaria y pesca en la Amazonía boliviana, y también en el Pilcomayo. Cuevas trabajó con la coordinación de personal de Faunagua en capacitaciones destinadas a comunidades de pescadores e indígenas. El trabajo resultó también un verdadero rescate cultural y puesta en valor de la gastronomía tradicional.

Capacitación e intercambio

“Los pueblos en los que di las capacitaciones fueron comunidades de la selva como ser Lago del Carmen, Flor de Octubre y 27; luego en Bella Vista sobre el río Iténez, y en Riberalta; y por último en Villamontes donde estuvimos con las comunidades indígenas weenhayek que pescan en el Pilcomayo” –relata Vicente Cuevas.

“A los talleres asistieron pescadores, pescadoras, amas de casa, veterinarios y técnicos de las alcaldías. Los talleres de capacitación fueron sobre manipulación y transformación del pescado, elaboración de diferentes platos, presentación y puesta en los mercados.

Trabajamos también con platos con pescado y frutos silvestres en las comunidades de la selva”, indica Vicente.

“El trabajo con la gente fue teórico y práctico, desde la elaboración de las recetas hasta los platos finales, donde se incluyó la correcta manipulación, higiene y seguridad, un tema sobre el que es necesario insistir. Los participantes trabajaron activamente en todas las instancias, desde la recepción del pescado y la preparación hasta la atención en el mercado” –señala.

“Ellos mismos expresaron que esto fue el comienzo de una nueva etapa en la comunidad pescadora –recuerda Vicente. Sienten que a partir de ahora tienen nuevas oportunidades de vender su pescado no sólo en buenas condiciones sino que también pudieron aprender platos útiles y prácticos tanto para la venta, como para la buena alimentación de sus familias”.

“Me cuentan que aprendieron bien, no sólo por lo práctico de los talleres, sino también que a partir de ahora cuentan con su propio recetario que les permite seguir practicando. Se notó mucho el entusiasmo durante las capacitaciones, eso me pareció muy importante, porque demuestra que hay verdadero interés en participar, aprender, superarse y buscar nuevas alternativas” –destaca.

“En lo personal tuve la posibilidad de compartir con pescadores y no pescadores, con prácticas y culturas diferentes. Descubrí otro tipo de gastronomía, pude trabajar con frutos silvestres de lo más variados, y con peces a los que no estaba acostumbrado. Es extraordinario lo que pude aprenderse en un país y una región con culturas diferentes y con otros tiempos. Fue una experiencia incomparable, para mi carrera en la gastronomía y por lo que es capaz de enseñar la gente que vive en medio de la selva. Eso no está en ningún libro” –finaliza Vicente Cuevas.

Fuente: www.proteger.org.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>